Novio asesinado

Referencia: 
0384r
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Trinidad Perez, Juana Núñez y Adela Mesa
  3. Edad del informante: 
    75, 67 y 67
  4. Localidad: 
    Mures (Alcalá la Real)
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    David Mañero Lozano y Manuel Rodríguez Arévalo
  7. Fecha de registro:

    Lunes, 20 Febrero, 2017
  8. Notas: 

    Títulos alternativos: "El pájaro verde"

    En la  versión cantada se repiten los dos últimos versos de cada cuarteta, según el siguiente esquema: “Por las calles de Madrid / se paseaba una dama, como los rayos del sol / tiene la niña la cara, / como los rayos del sol / tiene la niña la cara”. Este esquema no se repite en la cuarteta número 6 y 8, en la que se introducen nuevos versos para suplir la repetición.

    Nota léxica:
    quitéis: en el archivo sonoro, quitáis.

    Ocupación y otros datos de las informantes:
    Trinidad Pérez Sampedro, nacida en Mures, se ha dedicado a las labores del hogar y a la recogida de aceituna. Se estableció en Ciudad Real al contraer matrimonio y posteriormente volvió a su localidad natal.
    Juana Núñez Gutiérrez nació en Fuengirola (Málaga) y se trasladó a Mures hace 25 años. Se ha dedicado a las labores del hogar. Su tío era cantaor, conocido como “Juan el del Puerto”.
    Adela Mesa Valdivia, nacida en Gumiel (Alcalá la Real), se trasladó a Mures cuando contrajo matrimonio. Se ha dedicado a la agricultura.

    Quede constancia de nuestro agradecimiento a Francisca López Zafra, alcaldesa de Mures, por cedernos un espacio para entrevistar a las informantes en el ayuntamiento de esta localidad.

    Transcripción musical: Isabel María Ayala Herrera

  9. Bibliografía: 

    IGRH: 0701

    Fuentes primarias
    Atero Burgos (2003: n.º 25); Flor Salazar (1999: n.º 93);  Piñero Ramírez (1996: n.º 26); Piñero Ramírez (2014: n.º 67).

  1. Categoría:

    Romancero
  2. Subcategoría:

    1.4.2. Amor fiel, amores desgraciados, amores contrariados
  3. ¶: 

    Por las calles de Madrid     se paseaba una dama;
    como los rayos del sol     tiene la niña la cara.
    A ella la pretende un conde     cargado de oro y plata;
    como no tiene dinero,     no la quieren en su casa.
    Y enfrente de ella vivía     un chico con mucha gracia;
    tanto se quieren los dos     que con la mirá se amaban.
    Y estando una tarde hablando     por una baja ventana
    (y) al novio sin tener culpa     le han dado tres puñaladas.
    Ella se ha subido arriba,     se ha encerrado en una sala;
    ya se tira del cabello,     ya se arañaba la cara.
    Y una prima que tenía     ha subido a consolarla:
    —No llores, primita mía.     No llores, prima del alma.
    Si a tu novio le han matado,     yo rezaré por su alma.
    ―Si a mi novio le han matado,     yo rezara por su alma;
    yo de esta sala no salgo      mientras no salga en la caja―.
    La prima se ha sonreído,     creyendo que era de guasa,
    y hasta que le vio salir     sangre de la chambra blanca, 
    sangre del costado izquierdo     de una fuerte puñalada
    de una fuerte puñalada     que s'ha metío en el pecho.
    Y a las cuatro de la tarde     los entierros se cruzaban. 
    Él parecía un clavel     y ella una rosa encarnada.
    Madres que tengais hijas,     dadle buenas enseñanzas,
    no les quitéis su gusto,      mira, que el amor las mata.