Madre, Francisco no viene

Referencia: 
0704r
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Custodia Martín
  3. Edad del informante: 
    59
  4. Localidad: 
    Frailes
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    David Mañero Lozano
  7. Fecha de registro:

    Lunes, 17 Abril, 2017
  8. Notas: 

    Notas léxicas:
    simentera: así en el archivo sonoro.

    Ocupación y otros datos de las informantes:
    Custodia Martín, nacida en Frailes, se ha dedicado durante su juventud a la recolección, a la costura y al servicio doméstico.

    Agradecemos la valiosa ayuda de Fuensanta Aranda Gómez, quien nos puso en contacto con los informantes para la realización de esta entrevista.

  9. Bibliografía: 

    IGRH: 0193

    Fuentes primarias
    Alonso Fernández y Cruz Casado (2003: n.º 14), Atero Burgos (2003: n.º 112), Checa Beltrán (2005: n.º 25), Salazar (1999: n.º 44).

  1. Categoría:

    Romancero
  2. Subcategoría:

    1.8. Casos y sucesos
  3. ¶: 

    Uno iba a ver a una novia     tres veces a la semana.
    —Madre, Francisco no viene.     Madre, Francisco se tarda.
    —Tiempo de la simentera*,     la gente estará ocupada—.
    S´ha subido para arriba,     s´ha asomado a la ventana:
    —Madre, por allí ya viene     (y) el de la jaca lozana.
    ¿(Y) El de la jaca lozana     qué noticias nos traerá?
    —Las noticias que te traigo     para ti son todas malas,
    que Francisco está enfermo,     que Francisco está en la cama
    y si quieres verlo vivo     te marchas para Lozana
    y si quieres verlo muerto     (y) esperas para mañana.
    —Madre, sácame el vestido,     (y) el de la cinta morada,
    que no quiero ir de luto     ni tampoco de gran gala.
    Madre, sácame el caballo,     (y) el que Francisco montaba—;
    no corría, no corría,     no corría, que volaba.
    Y a la entrada del pueblo,     se oyen doblar las campanas:
    —(Y) Adiós, Francisco querido,     (y) adiós, Francisco del alma—.
    S´ha bajado del caballo,     s´ha echado hacia la caja:
    —(Y) Adiós, Francisco querido,     (y) adiós, Francisco del alma—.