Lux aeterna

Referencia: 
0702r
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Custodia Martín y Mercedes Martín
  3. Edad del informante: 
    59 y 62
  4. Localidad: 
    Frailes
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    David Mañero Lozano
  7. Fecha de registro:

    Lunes, 17 Abril, 2017
  8. Notas: 

    En la versión cantada, se repite el último hemistiquio de cada grupo de cuatro, según el siguiente esquema: “Una niña muy guapa / llamada Adela  / por el amor de Juan / se ha hallado enferma, / se ha hallado enferma”. Los versos 9-10, 21-22 y 27-30 se interpretan con una melodía diferente y el esquema de repetición cambia; se repite el primer hemistiquio según el siguiente esqema: “porque tu Juan, / porque tu Juan / con tu amiga Dolores / se va a casar, / se va a casar”. Se omiten las repeticiones en los versos 21-22.

    Ocupación y otros datos de las informantes:
    Custodia Martín, nacida en Frailes, se ha dedicado durante su juventud a la recolección, a la costura y al servicio doméstico.
    Mercedes Martín, nacida en Frailes, se ha dedicado a la recolección, a la venta de churros y a la hostelería como propietaria de un bar de la localidad. Actualmente se encuentra jubilada y regenta una panadería de la que es propietaria.

    Agradecemos la valiosa ayuda de Fuensanta Aranda Gómez, quien nos puso en contacto con los informantes para la realización de esta entrevista.

  9. Bibliografía: 

    IGRH: 0195

    Fuentes primarias
    Alonso Fernández y Cruz Casado (2003: n.º 13); Atero Burgos (2003: n.º 26); Checa Beltrán (2005: n.º 10); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 168); Piñero Ramírez (1996: n.º 27); Piñero Ramírez (2004: n.º 21); Piñero Ramírez (2014: n.º 68); Torres Rodríguez de Gálvez (1972: p. 351).

  1. Categoría:

    Romancero
  2. Subcategoría:

    1.4.2. Amor fiel, amores desgraciados, amores contrariados
  3. ¶: 

    Una niña muy guapa     llamada Adela
    por el amor de Juan     se ha hallado enferma
    y un día sus amigas     fueron a verla
    a ver cómo se hallaba     la pobre Adela.
    Y unas de sus amigas     le ha preguntado
    que si ha visto a Juan     por algún lado.
    Y unas de sus amigas     le ha contestado:
     —Piensa ponerte buena,     yo te lo digo,
    porque tu Juan     con tu amiga Dolores
    se va a casar,    se va a casar.
    —¡Madre, qué linda noche,     cuántas estrellas!,
    (y) abréme las ventanas     que quiero verlas.
    —No, hija mía,     que estás enferma
    y el relente de la noche     dañarte pueda.
    —Si viene Juan a verme,     déjalo entrar,
    que ese es el que me cura     la enfermedad.
    —Prefiero verte muerta     y amortajá
    pero Juan de esa puerta     no va a pasar.
    —Si me muero, me pones     toda la ropa
    que Juan me ha regalado     para ser novia,
    y en la garganta     la cruz de perlas
    que Juan me ha regalado     de amor en prendas.
    Madre, aulla un perro     junto a la puerta
    y antes que raye el alba     yo estaré muerta—.
    (Y) A las tres de la tarde     pasó el entierro,
    Juan, que estaba en la puerta,     se metió dentro.
    Se arrodilló     y delante de una foto    
    allí lloró,     que ella le dio.
    —Adela mía,     nunca sabía yo
    que te morías,    que te morías.