La serrana de la Vera

Referencia: 
1350r
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Inocencia Ponga, Amparo Alonso y Prisciliana Herrero
  3. Edad del informante: 
    58, 62 y 75
  4. Localidad: 
    Alcuetas
  5. Provincia: 
    León, España
  6. Recopilador: 
    Joaquín Díaz González y José Luis Alonso Ponga
  7. Fecha de registro:

    Jueves, 1 Enero, 1981
  8. Notas: 

    Registro sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00014 08)

    Título indicado en las anotaciones de campo: "La serrana de la Vera".

  9. Bibliografía: 

    IGRH: 0233

    Fuentes primarias
    Atero Burgos (2003: n.º 14); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 111); Piñero Ramírez (1996: n.º 15).

  10. Resumen: 

    Una serrana vive recluida en el monte. Cierto día, se encuentra con un leñador que viene de cortar leña o con un pastor o vaquero, o un cazador, y lo conduce hacia su cueva. En algunas versiones, el campesino observa que el camino está sembrado de cruces y calaveras; ella le asegura que son los cadáveres de las personas que ha matado. Una vez en la cueva, dependiendo de la versión, el muchacho pregunta por las calaveras que adornan su guarida o la serrana le ordena encender una lumbre con huesos humanos y le prepara una suculenta cena, a la vez que le sirve vino en una calavera. Una vez han cenado, la serrana prepara la cama y le pide al muchacho que cierre la puerta. Él, temiéndose lo peor, decide dejarla entreabierta. Cuando la serrana se queda dormida, aprovecha para huir, pero ella descubre el ardid y lo persigue con una honda, donde carga una pesada piedra que alcanza la montera del campesino. La serrana le aconseja que regrese a por ella, pero él prefiere seguir su camino. Ella lo maldice. Cuando llega al pueblo, la delata y las fuerzas de seguridad se internan en la sierra para darle muerte. En algunas versiones, la arrestan, mientras que en otras la asesinan o ella consigue acabar con la vida de todos los hombres que se echan a la sierra con la intención de matarla. En otras versiones, el muchacho emborracha a la serrana, que se queda dormida. Huye, pero ella lo descubre y consigue darle alcance, matándolo en el acto.

  1. Categoría:

    Romancero
  2. Subcategoría:

    1.4.1. La conquista amorosa: cortejo, seducción, rapto
  3. ¶: 
    En Garganta de la Honda,     legua y media de Plasencia,
    habitaba una serrana     alta, rubia y sandunguera,
    con vara y media de espalda,     cuarta y media de muñeca,
    con una trenza de pelo     que a los zancajos la llega.
    …………………………………/…………………………………