La muerte ocultada

Referencia: 
1108r
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Juana Liébana García
  3. Edad del informante: 
    66
  4. Localidad: 
    Jamilena
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    José Checa Beltrán, Joaquina Checa Beltrán y Pilar Salanueva Mateo
  7. Fecha de registro:

    Lunes, 1 Diciembre, 1980
  8. Notas: 

    En esta versión, se repiten los versos pares.

  9. Bibliografía: 

    IGRH: 0080

    Versión publicada en Checa Beltrán (2005: pp. 111-112)

    Fuentes primarias  
    Alonso Fernández y Cruz Casado (2003: n.º 15); Armistead (1978: P2 [V1]); Atero Burgos (2003: n.º 42); Checa Beltrán (2005: n.º 16); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 11); Piñero Ramírez (1996: n.º 41); Piñero Ramírez (2004: n.º 37);  Piñero Ramírez (2014: n.º 41).

  1. Categoría:

    Romancero
  2. Subcategoría:

    1.4.6. La familia reconstituida
  3. ¶: 
    Ya viene don Pedro     de la guerra herido,
    ya viene don Pedro     a ver a su hijo.
    —¿Cómo estás, Teresa,     de tu feliz parto?
    —Yo estoy buena, Pedro,     si tú vienes sano.
    —Acaba de darme     tus buenas razones,
    que me está esperando     el rey de las cortes—.
    —Dígame usted, madre,     como buena amiga,
    ¿qué es ese ruido     que hay en la cocina?
    —Yo te digo, nuera,     como buena hija,
    jugar a los naipes     como tú sabías—.
    Toquen las campanas     con mucha alegría,
    porque va a salir     la recién parida.
    Al entrar a misa,     oyó que decían:
    —¡Qué viuda tan guapa!     ¡Qué viuda tan linda!
    —Yo le digo, madre,     como buena amiga,
    ¿qué es esas palabras     que a mí me decían?
    —Yo te digo nuera,     como buena amiga,
    mi hijo se ha muerto,     tú no lo sabías.