La criada y el señorito + Yo me la llevé hacia el muelle

Referencia: 
1433r
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Isabel Parra Galera
  3. Edad del informante: 
    56
  4. Localidad: 
    Chilluévar (Sierra de Cazorla)
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    Manuel Rodríguez Arévalo y David Mañero Lozano
  7. Fecha de registro:

    Miércoles, 9 Mayo, 2018
  8. Notas: 

    La informante asegura que aprendió este romance de su hermana y sus primas, mayores que ella, que lo cantaban durante la matanza.

    Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del MINECO “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P).

    Agradecemos la valiosa colaboración de Rosa Crespo Moreno, responsable del Centro de Adultos de Santo Tomé (Jaén), y de Jovita Rodríguez Bautista, coordinadora de Centros de Adultos de la comarca de la Sierra de Cazorla.

    Otros datos de la informante:

    Isabel nació en el Cortijo los Torres (Chilluévar), de donde también proceden sus padres y abuelos. Con trece años se mudó a Santo Tomé, donde ha residido a partir de entonces. Trabaja en la agricultura. Asegura que muchos de los romances que va a recitar los aprendió mientras recogía aceituna.

    Pendiente de transcripción musical.

  9. Bibliografía: 

    IGRH: 5005

    Fuentes primarias
    Atero Burgos (2003: n.º 338); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 253).

  10. Resumen: 

    Una joven rebelde comienza a servir en una casa principal, con la intención de escapar de la vigilancia de su familia. El dueño se enamora de ella y le ofrece dinero a cambio de mantener relaciones. Ella acepta y, al poco tiempo, se convierte en la señora de la casa. La esposa del señorito se ve obligada a servir. El marido le aconseja que, en lugar de marcharse fuera, se convierta en la criada de la amante.

  1. Categoría:

    Romancero
  2. Subcategoría:

    2.9. Romancero burlesco
  3. ¶: 
    La niña     a los quince años
    ya no la gobierna     ni padre ni madre.
    La madre le riñe     y ella le contesta:
    —Me voy a servir     —y esa es su respuesta.
    Hace su ropita un lío,     se marcha muy dijustada
    a casa de don Pepito     a ver si quiere criada.
    La cogió don Pepe     y le dice: —Chiquilla,
    quiero que le sirvas     (y) a esta señorita.
    —Estando nosotros     casaos por la Iglesia,
    ¿le vas a servir     (y) a una sinvergüenza?—.
    Los domingos por la tarde,     siendo una pobre criada,
    siendo una pobre criada     con diez reales que ganaba,
    zapato de chanclas,     medias taloneras,
    bolso de la mano,     reloj de pulsera.
    Pero le pusierais    también abanico.
    ¿Y eso quién lo paga?     Será don Pepito.
    Yo me la llevé hacia el muelle     a ver lo que camelaba,
    ella me cameló a mí     treinta duros que llevaba.
    Debajo del puente     la invitó a nadar,
    se me ha parecido     sirena de mar,
    sirena de mar     y también ……………