Joven asesinada durante la ausencia de su padre

Referencia: 
0703r
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Custodia Martín
  3. Edad del informante: 
    59
  4. Localidad: 
    Frailes
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    David Mañero Lozano
  7. Fecha de registro:

    Lunes, 17 Abril, 2017
  8. Notas: 

    En la versión cantada, se repite el tercer hemistiquio de cada grupo de cuatro, a excepción del v.3, en el que se repite el primer hemistiquio nuevamente, según el siguiente esquema: “(Y) En la provincia Jaén / (y) una niña que murió / no murió de calentura, / no murió de calentura / ni tampoco de dolor”.

    Encontramos otra versión de este romance en el CLO: 0378r

    Ocupación y otros datos de las informantes:
    Custodia Martín, nacida en Frailes, se ha dedicado durante su juventud a la recolección, a la costura y al servicio doméstico.

    Agradecemos la valiosa ayuda de Fuensanta Aranda Gómez, quien nos puso en contacto con los informantes para la realización de esta entrevista.

  9. Bibliografía: 

    IGRH: 0000

  1. Categoría:

    Romancero
  2. Subcategoría:

    2.5. Aventuras, sucesos trágicos y portentosos
  3. ¶: 

    (Y) En la provincia Jaén     (y) una niña que murió
    no murió de calentura     ni tampoco de dolor,
    murió de una puñalada     que el mulero se la dio.
    (Y) Emilio viene mojado     y Dolores le sacó
    ropa nueva de su padre     y el mulero se vistió.
    Y estándose calentando     y poniéndose a pensar:
    —Dolores, me he vuelto loco,     de ti tengo que gozar.
    —Emilio, no digas eso.      (Y) Emilio, no seas así.
    Mi padre me dejó sola     porque confiaba en ti.
    —Si tu padre confiaba,     yo nada tengo que ver;
    cosa que mi cuerpo mande      (y) eso tengo yo que hacer—.
    Dolores sale corriendo     por ver si podía cerrar
    y delante de un cuadro     ahí se puso a llorar.
    —(Y) Ampárame, Virgen pura,     (y) ampárame este dolor,
    que tengo tres hermanitos;     (y) a la clemencia de Dios—.
    Y  a los lamentos que daba     un hermanito acudió
    y el criminal del Emilio     (y) otra puñalá le dio.