Hija de un labrador requerida por el dueño de la finca

Referencia: 
1265r
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    María Ballesteros Naranjo
  3. Edad del informante: 
    61
  4. Localidad: 
    Guadalcázar
  5. Provincia: 
    Córdoba, España
  6. Recopilador: 
    Alberto Alonso Fernández y Luis Moreno Moreno
  7. Fecha de registro:

    Martes, 17 Noviembre, 2009
  8. Notas: 

    La informante sesea y neutraliza /l/ y /r/ en posición implosiva y final a favor de [r].

    Otros datos de la informante:

    María aprendió esta canción en Guadalcázar, aunque en el momento de la grabación residía en Ochavillo del Río, lugar donde se recogió el romance.

    Transcripción musical: Luis Moreno Moreno

  9. Resumen: 

    El dueño de una finca se enamora de la hija de su labrador y, al intentar forzarla, esta se defiende con una navaja. El dueño de la finca declara ante el juez que no castiguen a la muchacha porque la culpa ha sido suya.

  10. Partitura: 
  1. Categoría:

    Romancero
  2. Subcategoría:

    2.3.1. La conquista amorosa, amores contrariados, amores desgraciados
  3. ¶: 
    En un pueblo de Sevilla     habitaba un labrador;
    tenía una hija más bella     que los rayitos del sol.
    Carmelilla se llamaba,     el consuelo de su padre;
    el día que ella nació,     falleció su pobre madre.
    Carmelilla se llamaba,     quince años que tenía;
    por su dulzura y nobleza,     todo el mundo la quería.
    El amo de aquel cortijo     que su padre cultivaba
    desde que vio a Carmelilla,     de ella quedó enamorada.
    —Me tienes loco y sin vida,     Carmen, desde que te vi.
    Si llegaras a ser mía,     tu vida sería feliz.
    Te llenaría de riquezas,     de fincas te dotaré;
    te llenaría de riquezas     y yo pobre moriré.