Enrique y Lola

Referencia: 
0388r
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Trinidad Perez y Adela Mesa
  3. Edad del informante: 
    75 y 67
  4. Localidad: 
    Mures (Alcalá la Real)
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    David Mañero Lozano y Manuel Rodríguez Arévalo
  7. Fecha de registro:

    Lunes, 20 Febrero, 2017
  8. Notas: 

    Ocupación y otros datos de las informantes:
    Trinidad Pérez Sampedro, nacida en Mures, se ha dedicado a las labores del hogar y a la recogida de aceituna. Se estableció en Ciudad Real al contraer matrimonio y posteriormente volvió a su localidad natal.
    Adela Mesa Valdivia, nacida en Gumiel (Alcalá la Real), se trasladó a Mures cuando contrajo matrimonio. Se ha dedicado a la agricultura.

    Quede constancia de nuestro agradecimiento a Francisca López Zafra, alcaldesa de Mures, por cedernos un espacio para entrevistar a las informantes en el ayuntamiento de esta localidad.

  9. Bibliografía: 

    IGRH: 5129

    Fuentes primarias
    Atero Burgos (2003: n.º 275); Checa Beltrán (2005: n.º 45); Mendoza Díaz-Maroto (1990: n.º 178).

  10. Resumen: 

    Dos hermanos huérfanos se separan. Enrique se marcha a La Habana, donde se hace rico, y Lola se queda en Barcelona. Transcurrido un tiempo, con el fin de mitigar su soledad, la muchacha decide aceptar la petición de matrimonio de un hombre. Un buen día, le propone a su marido marchar a La Habana para buscar a su hermano. Sin embargo, una vez allí, su marido contrae las fiebres amarillas y muere a los pocos días. Ella queda pobre y se ve abocada a la mendicidad. Cierto día, pide dinero a un señor acaudalado, que le promete socorro si acude a su casa. Una vez allí, intenta propasarse con la joven, pero se detiene en seco cuando ella pronuncia el nombre de su hermano. Entonces él le pregunta si se llama Lola. Ambos se reconocen y se abrazan.

  1. Categoría:

    Romancero
  2. Subcategoría:

    2.4. Reencuentros / Abandonos
  3. ¶: 

    Eran dos hermanos huérfanos     criados en Barcelona;
    el niño se llama Enrique,     la niña se llama Lola.
    Enrique era muy vicioso,     se machó pa'l extranjero;
    trabajando en altas mares,     se ha hecho un grande caballero.
    Se ha hecho un grande caballero     sin acordarse de Lola
    /……………………………/……………………………/