La petición del aguinaldo

Referencia: 
0504n
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    María Dolores Rodríguez Piña
  3. Edad del informante: 
    82
  4. Localidad: 
    Cazorla
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    Manuel Rodríguez Arévalo y David Mañero Lozano
  7. Fecha de registro:

    Jueves, 24 Mayo, 2018
  8. Notas: 

    Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del MINECO “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P).

    Agradecemos la colaboración de Raúl Sánchez Guerrero, responsable del Centro de Adultos de Cazorla (Jaén), y de Jovita Rodríguez Bautista, coordinadora de Centros de Adultos de la comarca de la Sierra de Cazorla.

    Otros datos de la informante:

    María Dolores nació en Cazorla, donde ha vivido siempre.

  1. Categoría:

    Narrativa
  2. Subcategoría: 
    3.8. Costumbres y tradiciones
  3. ¶: 
    [María Dolores]: En todos los años, la Semana San- │ la, la Navidad nos juntábamos tos en unas casas y nos amanecía, nos amanecía. Íbamos un pelotón de gente a pedir el aguilando a lo de esta, a lo de la otra, casa por casa.
    [Recopilador]: ¿E iban cantando por la calle o...?
    [María Dolores]: Íbamos cantando aguilandos, y..., y íbamos un pelotón de gente. Íbamos a esta casa, que la conocíamos, íbamos a la otra, a la otra, a la otra, y nos correteábamos toa la madrugá, toa la noche, toas las casas de to los conocíos y de to los familiares. Y a o- │ A otro día por la mañana, ya cuando te amanecía ya, que ya eran las siete o las ocho la mañana: “¡Aquí nos vamos a quedar! Vamos a hacer una gachamiga”. Eso eran toas las Semanas │ toas las Navidades. Ande te amanecía ya, en la última casa, allí hacías la gachamiga. Tos allí, uno en el medio el sueño, el otro que estaba medio borracho, el otro que estaba... ¡bah! Y se hacía la gachamiga.
    [Recopilador]: ¿Y llevaban instrumentos mientras cantaban o no?
    [María Dolores]: Sí, panderetas, una zambomba, guitarras, panderetas de estas de tapaderas de los pucheros.
    [Recopilador]: ¿Y, el, el aguinaldo qué, qué era, qué canciones eran?
    Pues muchos aguilandos, había muchos aguilandos pa cantar, había un montón. Uno dice:
     
    El aguilando te pido;
    si no me lo quieres dar,
    ojalá que se te seque
    la tripa del cagalar.
     
    Pero eso ya era haciendo daño. Cuando no nos, no nos dejaban pasar pa darnos el aguilando les decíamos eso, ¡ah! Tos a la vez diciendo eso pues hacía daño.
    [Recopilador]: ¿Y alguno que no fuera pa no hacer daño?
    [María Dolores]: Otro pa no hacer daño, pues:
     
    A tu puerta hemos llegado
    ciento cuatro sillas;
    si quieres que nos sentemos,
    saca cuatrocientas sillas,
    que venimos muchos.
     
    Ese también es mu bonito.
  4. Subcategoría

    3.8. Costumbres y tradiciones