Curación del mal de ojo

Referencia: 
0529n
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Cayetana Puertas Rodríguez
  3. Edad del informante: 
    77
  4. Localidad: 
    Laujar de Andarax (Alpujarra almeriense)
  5. Provincia: 
    Almería, España
  6. Recopilador: 
    David Mañero Lozano
  7. Fecha de registro:

    Martes, 26 Junio, 2018
  8. Notas: 

    Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P), financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

    Otros datos de la informante:
    Cayetana nació en Laujar de Andarax, donde ha vivido siempre. Ha trabajado como ama de casa. Sus padres eran naturales de la misma localidad. Su padre trabajaba como agricultor y su madre se dedicaba a las tareas domésticas.

  1. Categoría:

    Narrativa
  2. Subcategoría: 
    3.13. Etnobotánica y etnomedicina
  3. ¶: 
    Pues el mal de ojo a ver, dice, dice yo no to | no he tenío nun- | Mi, mi hija, a un hijo de ella sí tuvo un mal de ojo y lo llevamos a un curandero, y decía que le rezaba unas ora- | unas oraciones y le echaba unas gotas. Ponía una lo que sea con agua, una fuente con agua y le echaba unas gotas de aceite. De las gotas que extendían es porque tenía mucho mal de ojo. Y si la gota se quedaba pequeñica, pues es porque tenía poco. Y entonces, luego, una, una vez fue que se le cu- | se le cubrió enteramente aquella gota la fuente que puso con, con el agua. Y luego ya lo estuvo llevando más veces, pues ya se le quedaba la gotica cada vez más chica, cada vez más pequeña hasta que se le quitó. Y lo llevaba, lo llevaba a los médicos y le decían que era de la barriga y que era de la barriga, y el niño cada vez peor. Se le hundía la mollerilla, se le hundía, y tenía, tenía la niña | el niño un mes o así más, más o menos, y aquel hombre lo curó. Lo estuvo llevando mi hija lo menos cinco o seis veces. To las noches, to las noches lo llevaban.
  4. Subcategoría

    3.13. Etnobotánica y etnomedicina