Yo me subí a un pino verde

Referencia: 
0278c
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    M.ª Torres Sánchez y M.ª del Señor Martínez Caro
  3. Edad del informante: 
    78 y 69
  4. Localidad: 
    Beas de Segura
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    Marta Urea Herrador y Sergio López Rueda
  7. Fecha de registro:

    Sábado, 31 Octubre, 2015
  8. Notas: 

    Las informantes indican que se trata de una jota.

    Notas léxicas de Marta Torres Martínez:

    saya: ‘falda (prenda de vestir)’ (DRAE, 2014). Según observamos en el NTLLE, esta voz se recoge desde los inicios de la tradición lexicográfica: ‘ropa exterior con pliegues por la parte de arriba, que visten las mujeres, y baxa desde la cintura a los pies’ (Diccionario de autoridades, 1726-39, de la RAE). Este término se considera andalucismo, pues se registra en el TLHA. Concretamente, el Atlas Lingüístico y Etnográfico de Andalucía (1961-73), de Manuel Alvar con la colaboración de Gregorio Salvador y Antonio Llorente lo documenta, con el significado de ‘falda’, en localidades de Almería (Alcolea, San José), Cádiz (Vejer de la Frontera), Granada (Montejícar, Quéntar, Lugros, Guájar Faragüit) y Jaén (Villarrodrigo y Beas de Segura). Además, se incluyen otras acepciones: ‘falda de color’ (documentada en Nerja, Málaga) y ‘falda de punto menos gruesa que el refajo’ (documentada en Pozo Alcón, Jaén).

    Transcripción musical y comentario de variantes: Isabel M.ª Ayala

    Ocupación de las informantes:
    M.ª Torres Sánchez: costura y labores del hogar 
    M.ª del Señor Martínez Caro: labores del hogar

  9. Bibliografía: 

    Fuentes primarias  
    Torres Rodríguez de Gálvez (1972: p. 561, que coincide con variantes en la primera estrofa: "Yo me arrimé a un pino verde / por ver si me consolaba. / El pino, como era verde, / de verme llorar, lloraba", y que tipifica como fandango).

  10. Partitura: 
  11. Variantes musicales: 
  1. Categoría:

    Cancionero
  2. Subcategoría:

    1. Amor y desamor
  3. ¶: 

    Yo me subí a un pino verde 
    a echarle voces a mi madre; 
    viendo que no respondía,
    llamé a la Virgen del Carmen. 
     
    Corre que te pillo. 
    Corre que te agarro. 
    Corre que te lleno 
    las sayas* de barro. 
     
    Las sayas, de barro; 
    también el mandil. 
    Estas son las penas 
    que paso por ti.