Tú sabes lo que te quiero

Referencia: 
2120c
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Isabel Parra Galera
  3. Edad del informante: 
    56
  4. Localidad: 
    Chilluévar (Sierra de Cazorla)
  5. Provincia: 
    Jaén, España
  6. Recopilador: 
    Manuel Rodríguez Arévalo y David Mañero Lozano
  7. Fecha de registro:

    Miércoles, 9 Mayo, 2018
  8. Notas: 

    La informante indica que este poema estaba plasmado en una postal que le envió su marido cuando realizaba el servicio militar.

    En esta versión, una vez finalizada la composición, se repite la primera estrofa.

    Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del MINECO “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P).

    Agradecemos la valiosa colaboración de Rosa Crespo Moreno, responsable del Centro de Adultos de Santo Tomé (Jaén), y de Jovita Rodríguez Bautista, coordinadora de Centros de Adultos de la comarca de la Sierra de Cazorla.

    Otros datos de la informante:

    Isabel nació en el Cortijo los Torres (Chilluévar), de donde también proceden sus padres y abuelos. Con trece años se mudó a Santo Tomé, donde ha residido a partir de entonces. Trabaja en la agricultura. Asegura que muchos de los romances que va a recitar los aprendió mientras recogía aceituna.

  1. Categoría:

    Cancionero
  2. Subcategoría:

    20.8. Textos oralizados y de autor. Otros textos de circunstancias
  3. ¶: 
    Tú sabes lo que te quiero
    y desde ahora mucho más,
    y por culpa de la mili
    te tuve que abandonar.
     
    Sin tus ojos, vida mía,
    sin tu boquita de fuego,
    sin los besos de tu boca
    de sufrimiento me muero.
     
    Cuanto vayas a acostarte
    y sientas un aire frío,
    no tengas miedo del viento,
    que son los suspiros míos.
     
    La mili forma a los hombres
    y les refuerza su ser,
    pues cuando sales de la mili,
    se tienta tu amor y querer.
     
    El canario en el jardín,
    el ruiseñor en el paseo
    no tiene tanta alegría
    como yo cuando te veo.
     
    ¿Por qué me diste vista,
    señora santa Lucía,
    si no veo a quien yo quiero
    todas las horas del día?
     
    En el negro de tus ojos  [Com.]
    voy a hacer una escritura
    para casarme contigo
    si tu corazón me ayuda.
     
    [Com.: Esa me la ha dedicao, me ma | me la mandó mi marido a mí.]