Oye, dueño idolatrado

Referencia: 
1408c
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Eusebia Rico Vicente
  3. Edad del informante: 
    91
  4. Localidad: 
    Nava del Rey
  5. Provincia: 
    Valladolid, España
  6. Recopilador: 
    Joaquín Díaz y José Delfín Val
  7. Fecha de registro:

    Sábado, 1 Enero, 1977
  8. Notas: 

    En esta versión, se vuelven a recitar los versos 11 y 12 al final de la composición.

    Registro sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00003 18).

    Muchos de los temas de esta entrevista fueron también transcritos en el Catálogo Folclórico de la provincia de Valladolid.

    Otros datos de la informante:

    Eusebia Rico es natural de Nava del Rey, aunque sus padres eran de Pollos. De joven estuvo viviendo diez años en Vizcaya. También vivió en Rueda, de donde era su marido y donde tuvo a sus hijos. En el momento de la grabación, residía en Valladolid junto con una hija soltera.

    Con respecto a las canciones, declara que se solía reunir en Rueda con otros músicos para cantar jotas, sirviéndose de panderetas, guitarras, bandurrias y violines, mientras que un grupo de chicas bailaba. Ella solía cantar y tocar la pandereta.

  1. Categoría:

    Cancionero
  2. Subcategoría:

    1. Amor y desamor
  3. ¶: 
    Oye, dueño idolatrado,
    en ti he puesto mi afición;
    mi vida y mi corazón
    es para ti, dueño amado.
     
    La ocasión se ha presentado
    de poderte dirigir
    un papel para decir
    lo que tu afición me cuesta.
     
    Hoy recibes mi amor,
    está ya aquí, me tienes a mí.
    Mándame, quiero servir,
    si en algo puedo ser buena.
     
    ¡Adiós, adiós, buen amado!
    ¡Adiós, mis señas queridas!
    Tú eres el que me cautivas
    mis sentíos trastornaos.
     
    No estés furioso, enojado,
    y auséntate de la pena.
    Con la sangre de mis venas
    he prometido cumplir.