Los sacramentos de amor

Referencia: 
1143c
  1. Archivo de audio: 
  2. Informante: 
    Gregoria Escolar
  3. Edad del informante: 
    58
  4. Localidad: 
    Cogeces del Monte
  5. Provincia: 
    Valladolid, España
  6. Recopilador: 
    Joaquín Díaz y José Delfín Val
  7. Fecha de registro:

    Domingo, 1 Enero, 1978
  8. Notas: 

    En esta versión, se repite el primer verso de cada una de las estrofas, exceptuando la primera, que se canta de la siguiente forma: "Si quieres que te les diga / los sacramentos cantados, / si quieres que te les diga / los sacramentos cantados / pon un poco de atención, / que ahora voy a explicarlos".

    Archivo sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00001 16).

    Título indicado en las anotaciones de campo: "Los sacramentos de amor".

    Muchos de los temas de esta entrevista fueron también transcritos en el Catálogo Folclórico de la provincia de Valladolid.

    La canción "Los sacramentos de amor" aparece en el IGRH con la referencia 0211.

  9. Bibliografía: 

    Fuentes primarias
    Atero Burgos (2003: n.º 123); Piñero Ramírez (1996: n.º 116); Piñero Ramírez (2004: n.º 78); Piñero Ramírez (2014: n.º 15).

  1. Categoría:

    Cancionero
  2. Subcategoría:

    1. Amor y desamor
  3. ¶: 
    Si quieres que te les diga
    los sacramentos cantados,
    pon un poco de atención,
    que ahora voy a explicarlos.
     
    El primero es el bautismo;     
    tú ya estarás bautizada,
    te bautizó el señor cura
    para ser mi enamorada.
     
    Segundo, confirmación;  
    tú ya estarás confirmada,
    que confirmarte yo quisiera
    en lo mejor de tu cara.
     
    El tercero, penitencia;
    de penitencia me han dado
    que hable contigo a solas,    
    y eso no se me ha logrado.
     
    El cuarto es la comunión,   
    la que dan a los enfermos;
    una vez que estuve malo,
    me la dieron de remedio.
     
    El quinto es la extremaunción;    
    extremo es el que te tengo,
    ando por aquí rondando,
    yo no descanso ni duermo.
     
    El sexto será la orden;     
    cura no tengo de ser,
    en los libros de esta dama     
    toda mi vida estudié.
     
    El séptimo, matrimonio,    
    es lo que vengo a buscar;
    siendo tu gusto y el mío,
    juntos nos han de casar.