Cántale, que no es viuda

Referencia: 
0676c
  1. Retrato de la informante a la edad de 20 años
  2. Archivo de audio: 
  3. Informante: 
    Isabel Berrocal Martín
  4. Edad del informante: 
    67
  5. Localidad: 
    Ardales
  6. Provincia: 
    Málaga, España
  7. Recopilador: 
    Isabel Duarte Berrocal
  8. Fecha de registro:

    Jueves, 1 Enero, 1998
  9. Notas: 

    En esta versión, se repiten los versos pares, y se añade la expresión “Auu” tras el último verso de las dos últimas estrofas.
    La informante cecea.
    Se trata de una serie de coplas habituales en los repertorios del columpio, independientemente de que, ya en un período de desfuncionalización, se hayan utilizado para acompañar las labores domésticas.

    Ocupación de la informante: labores domésticas

  1. Categoría:

    Cancionero
  2. Subcategoría:

    1. Amor y desamor
  3. ¶: 

    Cántale, que no es viuda,
    que no es viuda, cántale.
    Que es una primita mía
    que la quiero más que a nadie. [Com.]

    La niña que está en la bomba
    se le calló el abanico.
    Ahora se está abanicando
    con el ojo de un borrico.

    Tápate, que se te ve
    la punta de la camisa
    y el refajo colorao.
    Quien te quiere te lo avisa.

    A la u del papá, a la u,
    mi madre tiene un pandero.
    La tuya como no tiene
    se va con los caballeros.

    La niña que está en la bomba
    se lo quisiera decir.
    Que se baje, que se baje,
    que otra se quiere subir.

    [Com.: Y luego decíamos: “Auu”.]